Fiscalías de El Bronx y Queens continuarán procesando casos por marihuana

El 86% de los arrestos por consumo de marihuana en público incluyen a personas de a minorías, muchos de los cuales viven en estos dos condados

date
2018-08-02 | Total de leidas: 33

Pese a la decisión de la Fiscalía de Manhattan de no procesar a partir de este 1 de agosto a las personas que consuman marihuana públicamente, un cambio que también fue introducido por la Fiscalía de Brooklyn en el 2014, a pocas millas de distancia la idea suena muy lejana. En El Bronx y en Queens, donde vive una gran población hispana y afroamericana, los grupos más afectados por los arrestos, no habrá ninguna modificación relacionada con este delito.

La fiscal de El Bronx Darcel D. Clark, dijo que está en manos de la Legislatura estatal cambiar la ley y legalizar la marihuana, pero recordó que aunque en ese condado se prohíbe fumar marihuana en público, “haré cumplir la ley siempre que el arresto no se base exclusivamente en la raza, los ingresos o el vecindario en el que se vive”.

Los comentarios se dan en momento en que se han presentado reformas para responder a las críticas por la alta disparidad racial en arrestos por posesión y consumo de marihuana, que según muestran estadísticas, en el 2017 el 86% de las personas arrestadas por este delito fueron hispanas o afroamericanas.

Clark indicó que las citaciones que se dan durante las detenciones por uso público y posesión de marihuana para que las personas acudan a un tribunal,  tienen el propósito de abordar la seguridad pública y las preocupaciones de la comunidad, al tiempo que evitan que las personas sean arrestadas por estos delitos. “Cuando los arrestos lleguen a mi oficina, se examinarán caso por caso para garantizar que la ley se aplique de manera justa”.

Entre tanto, un portavoz del fiscal de Queens Richard A. Brown, dijo que, “evaluaremos los arrestos realizados por el NYPD y procederemos con casos válidos, la gran mayoría de los cuales son elegibles para un aplazamiento en la contemplación del despido. Continuaremos ofreciendo disposiciones apropiadas”.

Menos arrestos

La finalidad de las dos reformas presentadas recientemente hacen parte de un camino que, aúnlejos de la legalización, pretende continuar con la disminución de personas detenidas por delitos menores, como el consumo de marihuana.

Entre esas reformas destaca el cambio de política de la Fiscalía de Manhattan, que a pesar de ser este uno de los condados donde se dan más arrestos por marihuana, a partir de este miércoles no se procesarán cargos por posesión mínima o por fumar en la calle.

Así lo indicó el fiscal de distrito Cyrus Vance, quien dijo en un comunicado de prensa que: “Nuestra investigación no ha encontrado ninguna justificación de seguridad pública para el arresto y enjuiciamiento continuo por fumar marihuana, y ninguna justificación moral para las disparidades raciales intolerables que subyacen en la aplicación”.

El segundo cambio fue anunciado hace un mes por el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), que indicó que a partir del 1 de septiembre, oficiales dejarán de arrestar a personas por fumar marihuana públicamente. Sin embargo, la nueva política no quita el poder de los agentes de detener y registrar a quienes crean que están fumando marihuana, ni a quienes tenganantecedentes penales.

De acuerdo con el alcalde Bill de Blasio, el cambio de política eliminará al menos 10,000 arrestos al año, que según él, han disminuido en los últimos años, pasando de 53,000 en 2010 a 19,000 en 2017.

¿Qué significan estos cambios?

Críticos de las políticas aseguran que, debido a que los agentes del NYPD podrán continuar arrestando a ciertas personas con antecedentes penales, muchos de ellos hispanos y afroamericanos, está por verse cómo será la aplicación de este enfoque en los barrios donde actualmente viven comunidades minoritarias.

La directora ejecutiva de la Unión de Libertades Civiles de Nueva York Donna Lieberman, dijo que “la nueva política de la ciudad es una mejora, pero no lo suficiente como para poner fin a políticas contraproducentes y discriminatorias que tienen un impacto desproporcionado y dañino en las comunidades de color”.

Y es que según cifras de la Ciudad, casi 9 de cada 10 personas arrestadas por posesión de marihuana o por fumar eran de comunidades minoritarias, un punto que, según Juan Cartagena, director de LatinoJustice, es importante que sea analizado luego de la puesta en marcha de estas reformas.

“Es una señal de una reforma con esperanza. Es un acontecimiento significante”, dijo Cartagena, quien explicó que la clave para el cambio en los arrestos está en la forma como los oficiales del NYPD enfrentan a los ciudadanos y deciden a quien arrestar. “El fiscal Vance solo tiene jurisdicción sobre sus fiscales y está en sus manos como manejen los arrestos, pero la actitud de la Policía es muy importante para que funcione la política”.



RADIO EUFORIA ´PERUANA

Copyright ® Todos los derechos reservados
Un sitio diseñado por: 2018